El blog de Gravida

La transferencia embrionaria

La transferencia embrionaria es un procedimiento mediante el cual se introducen los embriones en el útero materno. Se realiza entre el 2º y 5º día de desarrollo embrionario, eligiendo el o los mejores embriones. Estos embriones pueden proceder de un ciclo en fresco (la punción folicular se ha realizado en ese mismo ciclo) o de un ciclo diferido (la punción folicular fue realizada en un ciclo previo y los embriones fueron vitrificados).

 

En la transferencia embrionaria, los embriones (frescos o desvitrificados) se depositan en la cavidad uterina bajo control ecográfico. Es un procedimiento ambulatorio que no precisa anestesia, ni ingreso.

 

 

Con la finalidad de favorecer la implantación embrionaria y unas buenas condiciones endometriales, se prescribirá un tratamiento hormonal con progesterona, que, administrada por vía vaginal, intramuscular o subcutánea, se mantendrá hasta conocer el resultado del ciclo.

En pacientes jóvenes y con embriones de buena calidad, la conducta más recomendable es transferir un embrión en los primeros intentos. De este modo, se minimizará el riesgo de gestación múltiple.

No se ha demostrado que el reposo absoluto después de este procedimiento incremente las tasas de gestación, si bien es recomendable evitar ejercicios físicos violentos.

A los 10-14 días de la transferencia embrionaria se puede realizar un test de embarazo con el fin de conocer si se está iniciando una gestación. La confirmación de la misma se llevará a cabo con una ecografía 15 días después de la prueba de embarazo.

El caso de gestación, se recomienda continuar el tratamiento de soporte lúteo de progesterona hasta la semana 7-8 de gestación. Aunque algunos autores consideran que se podría retirar dicho tratamiento desde el día de diagnóstico de gestación por niveles de HCG en sangre.

Si, una vez realizada la transferencia embrionaria, quedan embriones de buena calidad, se vitrificarán en nitrógeno líquido, con el fin de poder ser utilizados posteriormente por la paciente/pareja. En algunos contextos legales, se autorizan además otros posibles destinos de éstos, como:

    • La donación con fines reproductivos.
    • La donación con fines de investigación.
    • El cese de su criopreservación.
Comparte: