El blog de Gravida

¿Qué es un Blastocisto?

Las mejoras en las condiciones de cultivo embrionario han permitido alcanzar el estadio de blastocisto in vitro. El desarrollo del blastocisto comienza con la formación de una cavidad central llamada blastocele y con el inicio de la diferenciación celular.

Los distintos componentes que forman un blastocisto son:
Masa celular interna (MCI): masa compacta de células que darán lugar al feto.
Trofoectodermo: monocapa celular que envuelve el blastocele, la cual dará lugar a la placenta.
Blastocele: cavidad llena de fluido, que permite la expansión y diferenciación celular.

La transferencia embrionaria en día+5 presenta ventajas respecto a la clásica transferencia embrionaria en día+3 ya que el cultivo hasta blastocisto nos permite seleccionar, de forma natural, los embriones de buena calidad y diferenciarlos de los que no serán evolutivos. Además, permite disminuir el número de embriones a transferir, reduciendo también así el riesgo de embarazos múltiples.

¿Cuándo está indicada la transferencia en Blastocisto?

La transferencia en día+5 está indicada en:

  • Ciclos de FIV con un número de embriones viables superior al número de embriones que se transferirá, cuya calidad embrionaria sea muy similar y no permita diferenciar los más aptos para transferir y dar lugar a embarazo
  • Casos con fallos repetidos de implantación.
  • Casos de diagnóstico genético preimplantacional (DGP).

Realizar la transferencia embrionaria en blastocisto favorece la sincronía natural entre el embrión y el útero materno, aumentado las tasas de embarazo e implantación.

Clasificación de los Blastocistos

Para la transferencia en día+5, como sucede en el día+3, existen ciertos parámetros morfológicos que permiten seleccionar aquellos embriones con mejor pronóstico para la implantación.

Los blastocistos se pueden clasificar según 2 parámetros:

1. El grado de expansión:

  • Blastocisto temprano: comienza la formación de la cavidad y se da la diferenciación celular.
  • Blastocisto: la cavidad ocupa ya más del 50 % del embrión y se pueden empezar a diferenciar la MCI y el trofoectodermo.
  • Blastocisto expandido: la expansión se produce por un aumento del volumen del blastocele y un adelgazamiento de la ZP. Se diferencia claramente la MCI y el trofoectodermo.
  • Blastocisto eclosionando o hatching: el blastocisto, tras la repetida contracción y expansión, consigue realizar una pequeña rotura en la ZP que le permite el inicio de la eclosión.
  • Blastocisto eclosionado o hatched: el blastocisto se encuentra totalmente fuera de la ZP dispuesto para implantar en el endometrio materno.

2. Según el número y calidad de las células que forman la MCI y el trofoectodermo:

MCI:

  • Tipo A: formada por muchas células, compacta y definida.
  • Tipo B: diversas células y de aspecto laxo.
  • Tipo C: formada por pocas células.
  • Tipo D: ausencia de MCI o con células degeneradas.

 

Trofoectodermo:

  • Tipo A: formado por muchas células bien definidas.
  • Tipo B: zonas ausentes de células.
  • Tipo C: formado por pocas células.
  • Tipo D: formado por células degeneradas.

 

Por lo tanto la clasificación de los blastocistos se realiza según su grado de expansión y según la calidad de la MCI y el trofoectodermo, por ejemplo:

 

Comparte: