El blog de Gravida

Hormona Antimülleriana (AMH): Cómo puede afectar a mi fertilidad

La medición y monitoreo de la hormona antimülleriana (AMH) en mujeres que buscan embarazo es una práctica muy habitual. Si tienes dudas acerca de este procedimiento y de por qué tu médico quiere conocer tus niveles de AMH, quédate con nosotros en esta lectura.

Te contaremos todo lo relacionado con esta hormona y de qué manera puede afectar a tu fertilidad. También aprenderás por qué los niveles de la hormona antimülleriana son importantes incluso en procesos de Reproducción Asistida.

¿Qué es y de qué se encarga la hormona antimülleriana?

En las primeras semanas de desarrollo fetal, la ausencia de la hormona antimülleriana permite el desarrollo de los órganos reproductores femeninos. Sin embargo, una vez que el conducto de Müller y los folículos ováricos estén formados, comenzará su producción.

En los hombres esta hormona también está presente, pero sus funciones son distintas, así como sus niveles y distribución a lo largo de la vida. La producción de hormona antimülleriana en niveles adecuados es importante en las mujeres a partir de la pubertad.

De ella depende la supervivencia y salud de los folículos, que se encargan del desarrollo de los ovocitos. Además, es un mecanismo de regulación de la hormona foliculoestimulante (FSH), impidiendo así una estimulación excesiva de la producción de folículos.

Según sean los niveles de esta hormona, se puede intuir la reserva ovárica con la que cuentas en tu organismo. Además, los niveles muy altos o bajos de esta hormona pueden aportar señales de otros problemas relacionados con la fertilidad.

¿Cómo se mide la hormona antimülleriana?

Para determinar la cantidad de hormona antimülleriana en tu cuerpo se hará una análitica de sangre. Lo más notorio de esta hormona respecto a otras hormonas (véase la FSH) que también se han utilizado como indicativos de salud reproductiva, es que en la AMH NO es necesario esperar hasta un determinado momento del ciclo menstrual, pues esta hormona no sufre una variación considerable durante el mes.

Sin embargo, con la edad, e impulsada por otros factores, los niveles de esta hormona se reducen. Esto es debido al menor nivel de producción de los folículos ováricos.

La prueba es sencilla, y no se necesita esperar mucho tiempo para obtener el resultado y que el profesional médico pueda indicarte cómo están tus niveles de hormona AMH. Es importante conocer que, durante el embarazo, los niveles de AMH sufren una ligera variación en torno a sus niveles normales.

¿Cuáles son los niveles normales de esta hormona?

Pronosticar los niveles normales de la hormona antimülleriana dependerá de factores como la edad o algún otro problema de fertilidad. Pero existen niveles aceptables para determinar si puede existir alguna complicación con la salud o la fertilidad.

Se considera “Buena Reserva Ovárica” cuando los niveles de AMH se encuentran por encima de 3ng/ml; “Reserva Ovárica Normal” si los niveles de encuentran entre 1,2-3ng/ml y “Baja Reserva Ovárica” si los niveles se encuentran inferiores a 1,1ng/ml.

Si existen niveles muy bajos probablemente sea necesario evaluar alternativas de tratamiento para lograr un embarazo exitoso.

Es posible creer que puede existir una ventaja si existen niveles muy altos de esta hormona. Sin embargo, estos niveles tan altos pueden ser indicativos de otros problemas como el síndrome de hiperestimulación ovárica o la presencia de algún tumor en el aparato reproductor femenino.

¿Cuándo se indica la medición de la antimülleriana?

Es necesario indicar la medición de esta hormona cuando se cree que la reserva ovárica está en niveles muy bajos.

Si serás sometida a cualquier tratamiento de fertilidad, es muy probable que debas medir tus niveles de AMH. Esto ayudará al personal médico a construir una terapia personalizada y efectiva para que logres un embarazo exitoso.

Si estás presentando síntomas de síndrome del ovario poliquístico (SOP), puede que tu médico indique una prueba para verificar la concentración de esta hormona.

¿A partir de qué edad se analiza la AMH?

En cualquier edad puede hacerse una prueba de la hormona antimülleriana, pero es más común durante la adultez. Si eres una mujer joven, pero con problemas para quedar embarazada, tus niveles de AMH serán comprobados sin importar tu edad.

Sin embargo, lo más común es que sean las mujeres mayores de 35 años las que deseen conocer los niveles de esta hormona. A esta edad es cuando muchas mujeres se preocupan por comprobar sus posibilidades de un embarazo.

Es preciso conocer que sobre los 40 años será normal presentar niveles considerablemente bajos de esta hormona.

Hormona antimülleriana según la edad

La edad de las personas, tanto en hombres como mujeres, es un factor fundamental para deducir los niveles normales de esta hormona.

En las niñas menores de 2 años la hormona rara vez sobrepasa los 4,7 ng / ml. Sin embargo, al acercarse a la adolescencia estos niveles pueden llegar a 8.8 ng / ml.

Para la edad adulta, los niveles suelen regularizarse, y estar entre 1 y 9 ng / ml. A partir de los 40 años estos niveles comienzan a descender hasta desaparecer por completo cerca de la menopausia.

AMH y el embarazo natural

Si deseas quedar embarazada sin ningún método de Reproducción Asistida, deberás prestar atención a tus niveles de hormona antimülleriana. Ésta juega un papel determinante en las posibilidades de embarazo sin asistencia.

Es probable que las posibilidades de embarazo natural y sin apoyo médico sean bajas si tus niveles hormonales están fuera del rango correcto. Es por ello que el especialista médico podrá recomendar técnicas y tratamientos especializados para que puedas concebir aún con niveles bajos de AMH.

AMH y Reproducción Asistida

Los bajos niveles de la hormona antimülleriana suelen indicar la necesidad de Tratamientos de Reproducción Asistida (TRA) para lograr el embarazo. No obstante, es recomendable comparar si la baja presencia de la hormona se refleja ecográficamente en el Recuento de Folículos Antrales (RFA).

De todas formas, si se presenta una reserva ovárica baja, pero los ovocitos son de buena calidad, existe mayor probabilidad de embarazo.

Si tus niveles de AMH están en un rango normal, el médico podrá obtener mejor respuesta ante una estimulación ovárica. Esto le permitirá obtener óvulos óptimos para una Fecundación In Vitro (FIV).

Otra alternativa que tendrán en cuenta los profesionales de la salud son las técnicas de preservación de la fertilidad. La vitrificación de los ovocitos parece ser la técnica más empleada gracias a su éxito. De esta manera, puedes conservar tus posibilidades de embarazo de manera segura y no temer a la disminución de la reserva ovárica y de la AMH.

Estamos contentos de haberte enseñado todo lo necesario para comprender la importancia de los niveles de la hormona antimülleriana en tu fertilidad. Continúa visitando nuestra página web para más temas relacionados con tus posibilidades de embarazo.

Comparte: