El blog de Gravida

Lee esto si quieres realizar deporte durante el embarazo

El ejercicio físico es positivo para la fertilidad, pero también es recomendable realizar deporte durante el embarazo. Prepararnos para la maternidad es muy beneficioso y las principales ventajas de hacer ejercicio durante el embarazo, obviamente siempre y cuando no surjan complicaciones que limiten tu capacidad, son muchas.

¿Por qué es bueno el ejercicio durante el embarazo?

En primer lugar, es una forma de sentirte mejor porque alivia los dolores de espalda, tonifica los músculos de la espalda y de los glúteos, etc. También ayuda a reducir la constipación, ya que estimula el movimiento de los intestinos y previene el deterioro de las articulaciones. Por otro lado, te ayuda a dormir mejor y a aliviar el estrés.

Hacer ejercicio durante en embarazo es una forma de verte mejor, pues hace que aumente el riego sanguíneo hacia la piel y te da un aspecto más saludable. También es un método natural para prepararte físicamente para el nacimiento del bebé, ya que el parto será más fácil en la medida en que tus músculos y tu corazón estén en mejor estado.

Por otro lado, si estás acostumbrada a realizar ejercicio físico mientras estás embarazada, tendrás más posibilidades de recuperar tu silueta después del nacimiento de tu hijo, ya que acumularás menos grasa durante el embarazo; eso sí, no cometas el error de intentar perder peso, ya que esto podría ser peligroso para el feto.

Ejercicios para embarazadas

Los siguientes ejercicios que te recomendamos no deben ser realizados si tienes un embarazo de riesgo. En dicho caso, mejor consulta antes con tu médico.

1. La caminata durante el embarazo puede aportarte muchos beneficios. Esta actividad la puedes realizar desde el primer momento hasta el último. Al hacerlo, estarás previniendo problemas circulatorios, hinchazón de piernas, estreñimiento y hemorroides, además de ayudar a controlar el aumento de peso sin forzar excesivamente tu organismo.

2. Hacer bicicleta es una actividad que tonifica y evita el exceso de peso. El ciclismo se recomienda hasta el quinto o sexto mes de embarazo. Para aumentar las precauciones, te podríamos recomendar la bicicleta estática.

3. Pilates y yoga te ayudarán a mejorar tu postura, a prevenir dolores de espalda y a reducir problemas de presión. Además son ejercicios relajantes que aseguran al feto una mayor oxigenación y que favorecen el vínculo entre la madre y el bebé. El método pilates, además, te ayudará a fortalecer el suelo pélvico, algo muy importante en el momento del parto.

4. Natación y aquagym. El ejercicio dentro del agua, siempre con moderación, es excelente para las embarazadas y lo recomendamos encarecidamente. Te ayudará a sentirte relajada y más en contacto con tu bebé. Además, te fortalecerá los músculos de piernas y brazos y será tu arma perfecta contra el sobrepeso.

¿Preparada para hacer un poco de ejercicio?

Fuente: https://www.flickr.com

Nombre del autor de la imagen: ©Valery Photo

Comparte:
No hay comentarios

Deja un Comentario

Tu dirección de email no se publicará